Módulo 3 – teoría
Nuevas tecnologías

3. Bombas de insulina

Los sistemas de infusión subcutánea continua de insulina (ISCI) son unos dispositivos que administran insulina a través de un catéter con una cánula de inserción subcutánea.

Figura 7. Sistema ISCI. Esquema de funcionamiento

El sistema trabaja únicamente con insulina de acción rápida que se almacena en un reservorio que forma parte de la mecánica de la infusora. La bomba de insulina administra la insulina de dos formas:

Basal

Es el aporte continuo de insulina en cantidades muy pequeñas y programadas en unidades por hora.

La tasa basal se programará inicialmente con ayuda del equipo diabetológico en función de los valores de las glucemias capilares realizadas con frecuencia por el paciente a lo largo del día, fuera del período post-pandrial (2 o 3 horas después de la ingesta), por lo que esta tasa se ajustará a las necesidades de cada paciente.

Bolos

Es la cantidad de insulina que se introduce para para compensar la ingesta de hidratos de carbono y/o para corregir la hiperglucemia. Se calcula en función de dos factores: el ratio insulina/carbohidrato (unidades de insulina por cada 10 gramos de hidratos de carbono) y el factor de sensibilidad (mg/dl de glucosa capilar que bajan con una unidad de insulina).

Figura 8. Basal-Bolos