Módulo 3 – Recomendaciones
Nuevas tecnologías

Consejos prácticos

1. Recíclate

Apostar por las nuevas tecnologías supone actualizarse, adaptarse a los cambios y poder utilizar otras opciones para el seguimiento y control del paciente con diabetes.

Los constantes y rápidos avances tecnológicos obligan al profesional sanitario a un reciclaje continuo. Estar actualizado aporta seguridad al profesional y al paciente para manejar las diferentes herramientas que disponemos y afrontar los nuevos retos que nos plantea la tecnología.

2. Averigua

Pregúntate qué te pueden aportar a ti y al paciente las nuevas tecnologías.

Existen ciertas tareas que mediante la tecnología pueden ser llevadas a cabo de un modo más eficiente. Es importante conocer en profundidad qué nos aporta la tecnología en el tratamiento y control de la diabetes para obtener el mayor rendimiento posible. Los diferentes dispositivos de control y tratamiento tienen una serie de características que debemos conocer para decidir cuál se adapta mejor al perfil del paciente.

3. Enséñaselo al paciente

Es importante realizar un proceso de educación diabetológica estructurado que dote al paciente de los conocimientos y habilidades necesarias para el uso de la tecnología (interacción con los diferentes dispositivos y/o interpretación de los datos aportados).

Un paciente informado presenta una mayor adherencia a la tecnología y podrá cooperar con su equipo médico de una forma más eficiente, aprendiendo a gestionar su diabetes día a día.

Es de gran ayuda acompañar al paciente en el primer acercamiento a la tecnología. De este modo desarrollaréis un proceso de aprendizaje conjunto.